Ideas Para Hacer Un árbol De Navidad

El árbol de navidad es uno de los emblemas de la temporada decembrina, para muchos es tradición buscar un lindo pino en familia, llevarlo a casa y decorarlo, otros son más ecológicos y prefieren comprar uno en las tiendas que puedan utilizar años tras años, pero también hay otros que prefieren ser un poco más creativos haciendo su propio árbol de navidad, con lo que tengan a la mano en casa. Esta no solo es una excelente opción para reciclar, sino que además es ideal para cuando no quieres gastar mucho presupuesto en la decoración, pero que de todas formas se siga viendo increíble. Comencemos con las ideas.

Improvisar con lo que se tiene a la mano

Para la primera idea, tenemos una muy sencilla estructura con palos de madera, sí, palos de madera, que bien puedes conseguir en alguna carpintería, quizás puedas tener en casa o incluso con palos de escobas. Los palos o bastones los puedes sujetar en la la punta con mecate para luego cubrir con algún adorno, como la típica estrella o podrías mandar a fabricarlo en la carpintería. Las patas del árbol deben tener alguna base, así como lo podemos apreciar en la imagen, para que no se mueva, o se resbalen los palitos de madera.

Una vez que ya tienes la estructura armada, ya solo queda la decoración que va con tu creatividad. Para este ejemplo, quisieron incorporar un poco del verde característico del pino navideño y colocaron esta tira de pino artificial, desde e inicio hasta el final del árbol, como la idea es que luzca la estructura de madera, solo se coloco para dejar grandes pedazos abiertos. Alrededor del pino se instalaron las luces y los pequeños adornos, finalmente se colocaron los obsequios dentro del árbol y este fue el hermoso resultado. 

Un árbol deshojado

Este imagen que tenemos acá funciona como inspiración y referencia, pero en realidad lo que queremos es que busquen un árbol pequeño, de esos que muchas veces vemos que están a punto de morir y lo reutilicen, se trata de reciclar. Una vez hayas conseguido tu árbol, quita las pocas hojas te tenga de modo que solo queden las ramas y el tronco, luego vas a tomar un spray, puede ser blanco, plateado o dorado, es importante que este paso lo hagas al aire libre, para no manchar nada en casa y para que no te intoxiques con el olor. 

Después que hayas pintado todo el árbol, lo vas a dejar secar por completo, lo ideal es que lo coloques en un matero o una base para que se sostenga muy bien, luego coloca las luces, y finalmente todos los adornos que desees, la idea es que no se vea demasiado recargado para que los pocos accesorios que coloques, resalten mucho más.

Un árbol para los lectores

Si eres de esos fanáticos de la lectura, seguramente ya no hay más sitio en tu casa para guardar ese montón de libros que tienes, pero la salvación llega con la temporada de navidad, porque ese desorden de libros, se puede convertir en una linda pila que haga las veces de un árbol de navidad. Lo único que necesitas es un espacio libre en algún rincón, el tamaño del árbol dependerá de la cantidad de libros disponibles que tengas, luego organiza los libros, coloca primero los más grandes y pesados en la parte de abajo, recuerda que si quieres hacer un árbol de al menos un metro o un poco más, debes también colocar libros en el centro para que tenga una base y no se caiga por el peso, luego coloca los medios y finalmente los más pequeños para la punta.

Después que ya armaste la estructura del árbol, es momento de colocar las luces, puedes añadir pequeños adornos si deseas, no pueden faltar las respectivas luces y el adorno en la punta, que en este caso no fue la típica estrellita.

Un árbol con un toque muy artístico

No hay reglas para seguir cuando se trata de decoración, solo puedes dejar volar la imaginación, tomar lo que tienes a la mano y crear. En este ejemplo queda más claro que nunca, porque decidieron darle un toque verdaderamente artístico, con elementos que no son para nada navideños pero que uno al lado del otro forma un lindo árbol de navidad. Primero, todo se realizó sobre la pared, recolectaron un montón de pequeños accesorios, como por ejemplo, los imanes de la nevera, las letras, fotos, estampas, juguetes, marcos, calcomanias, zarcillos, en fin, cualquier cantidad de pequeños adornitos que se fueron unificando en una sola forma, la del un pino navideño.

Finalmente el resultado fue un lindo y muy original árbol de navidad, que no solo tiene mucho carácter y personalidad, sino que también incluye un par de fotos de seres queridos antiguas, estampas religiosas y pequeño gran cúmulos de objetos que representan la personalidad de quien habita el hogar. Esta es la prueba fiel que no hay límites para la decoración cuando se echa a volar la imaginación.

Artículos Recomendados:



Deja un Comentario

Leer más
Como Ahorrar Espacio en un Comedor Pequeño

Muchas familias cuentan con un comedor pequeño, el cual se convierte en todo un problema al momento de decorarlo. Pero...

Cerrar