Como Decorar Una Sala Color Blanco

Blanco de pureza y luz

Toda la vida el blanco ha sido el color preferido para pintar y decorar el interior de nuestras casas. El origen de esta costumbre nos vienen desde Europa medieval, en donde se utilizaba la cal para pintar las casas y para matar o alejar las plagas como la chinches, las pulgas, las cucarachas y los roedores.

Así como también la cal blanca era el gran recurso para que la luz se proyecte en el interior y exterior de las casas, multiplicando el efecto de la luz. Luz que apenas entraba por las estrechas ventanas.

2

Hoy en día, el color blanco se sigue utilizando con técnicas específicas y para concretar estilos de decoración interna. Ya no utilizamos la cal sino pinturas que pueden incluso resistir al agua, permitiendo a la dueña de casa lavar las paredes, alargando la vida de la pintura.

Matizando el blanco

Muchas son las alternativas que tienes a la mano para hacer habitaciones sorprendente. Veamos que puedes obtener combinando o sopesando los muebles, papel tapiz y pinturas de otros colores para lograr el balance perfecto.

Cuando vayas a pintar debes manejar estos principios básicos:  blancos o aire, volumen, peso, equilibrio, compensación y equilibrio o balance. Éstos son la base para trabajar arquitectura, diseño de interiores y diseño gráfico. Aplicables para cada espacio en la vida En este sentido, debes lograr el balance o equilibrio perfecto entre los vacío, espacio en blanco y los volúmenes o peso que te dará el uso de muebles, color y texturas diversas.

1

¿No te has dado cuenta que cuando entras en una habitación en donde hay muchos muebles, tienes la sensación que el espacio es chiquito o que falta el aire? Pues, esa es la sensación que se produce cuando estos principios no están en el balance adecuado.

Un ejemplo de ello, puede venir muy bien, ¿te recuerdas cuando jugabas a la casita? Y ponías los muebles dentro de la casa de muñeca. Pues, es algo así pero en la vida real.

Texturas evocando la antigüedad

1

Esta propuesta decorativa está basada en las remembranzas de tiempos idos. Estamos hablando de blanquear una pared de ladrillos rojos, dándole cierto dramatismo. Esta textura se va a contraponer al piso de madera de estilo rústico y junto a plantas de estilo invernal la silla y la ventana convertida en asiento logran el ambiente. El color neutro de la alfombra central de piso termina de contraponerse a una lámpara de estilo mimbre. Si vives en parajes fríos esta propuesta es la más recomendada.

Entre Danés y moderno

2

Esta es una alternativa decorativa muy actual y contemporánea, en donde puedes utilizar objetos de diferentes tendencias y materiales para lograr un ambiente semi-intelectual.

Sus paredes blancas son complementadas por un piso de madera parqué claro, muy claro, que se convierte en un matiz suave. La alfombra oscura termina por definir el diseño preparando el ambiente para la ubicación de las sillas y el sofá en L para centrar una mesa llena de libros en forma simétrica.

Como contraparte de los muebles vas a encontrar unas plantas de horas grandes y verde intenso para equilibrar el blanco, ahora destacado con este color. Un ambiente muy urbano en donde las sillas de estilo danés se combinan con un mueble contemporáneo.

Dándole vida a una esquina

3

Hay veces que tenemos espacios o paredes en blanco y no sabemos qué hacer con ellos. Pues, aquí te traemos una propuesta muy sencilla de realizar y de bajo presupuesto.

Estamos hablando de conseguir unos ladrillos antiguos, de esos que se utilizaron en construcciones de principio de siglo pasado y darle otra utilidad, combinándolos con una madera pulida y de color caoba claro para balancear con el blanco de la pared.

Sobre la madera fina, puedes colocar vasijas de cerámica blanca o crema con plantas. Muy bonito detalle que además se extiende al colocar debajo los libros o álbumes. Termina de darle ese toque especial con algún tapete o cuadro.

Quiero resaltar que la combinación de colores: el verde de las plantas y el marrón cálido de la madera contrastan y le imprimen vida a un triste rincón.

Vanguardia pictórica

4

Si te gusta la informalidad del modernismo te apasiona o te hipnotiza la pintura, el estilo desenfadado del artista, éste es tu estilo. Paredes blancas matizadas por el color de cuadros de diferentes formatos, alternados con un espejo estilo sol y siempre las plantas amigas de toda decoración.

Un sillón estilo Danés en azul eléctrico y una alfombra estilo persa complementan la escena o la puesta del más bello estilo para personas de espíritu joven y de épocas venideras.

Así que te invitamos a evaluar tus muebles que tienes, si es necesario tapizarlas, remozarlas, colocarles mantas de colores vivos para que balanceen el blanco de las estancias. Las lámparas son también buenos recursos para hacer que tus muebles resaltes o destaquen en esos lienzos blancos llamadas paredes. Supera el estado básico e imprímele color, texturas tratando de equilibrar los elementos de acuerdo a tu personalidad. Si te ha gustado este artículo no te olvides, por favor, de darnos like.

Interesantes:



Deja un Comentario

Leer más
Diseño de Sala Funcional y Elegante

Cuando se tiene una casa moderna lo mejor que se puede hacer es realizar un diseño de sala funcional y...

Cerrar